Informe nº 1558/2024, de “Fiscalización de la actividad de la Empresa de Transformación Agraria, S.A., S.M.E., M.P. (TRAGSA) como medio propio, ejercicios 2021 y 2022”.

    Entre otras cuestiones, se destacan los siguientes aspectos:

    – La utilización de la Empresa de Transformación Agraria S.A., S.M.E., M.P. (TRAGSA) como medio propio por parte de los poderes adjudicadores presenta una senda ascendente, tanto en número como en importe de encargos, con un significativo crecimiento respecto del ejercicio 2020. En el ejercicio 2021, recibió 1.370 encargos por un importe de 1.205,0 millones de euros y en 2022, recibió 1.671 encargos por valor de 1.649,9 millones de euros (en 2020 había recibido 1.096 encargos por 903,2 millones). El gasto en recursos humanos también experimentó una senda ascendente, aunque en una proporción menor que la cartera de pedidos; mientras la cartera de pedidos aumentó en un 33,4 % y en un 36,9 % en los ejercicios 2021 y 2022, respectivamente, el gasto de personal se incrementó en un 13 % y un 10,4 % en esos mismos ejercicios.

    El 93 % de su actividad respondió en 2021 a encargos de los poderes adjudicadores de los que es medio propio instrumental y servicio técnico; este porcentaje se elevó al 95 % en el ejercicio 2022. La Administración General del Estado (AGE) y las Comunidades Autónomas (CCAA) son las Administraciones que mayor peso tienen en la cifra de negocios, el 46,6 % y el 45,0 %, respectivamente, en el ejercicio 2021 y el 43,5 % y el 47,5 %, respectivamente, en el ejercicio 2022, en el que las CCAA representaron un porcentaje mayor que la AGE en la cifra de negocios de TRAGSA. En el ejercicio 2021, el importe neto de la cifra de negocio alcanzó 730,96 millones de euros, con un incremento de 7,5 % respecto al ejercicio anterior; y en el ejercicio 2022, fue de 849,78 millones de euros, con un incremento del 16,3 %, respecto del año precedente.

    En su primera recomendación el TCuentas señala que “respecto de cada uno de los encargos que reciba, elabore un informe acerca de su disponibilidad de medios suficientes e idóneos para realizar las prestaciones correspondientes en el plazo de ejecución requerido, especificando, en su caso, las necesidades de subcontratación, con valoración de los costes reales del conjunto de actuaciones necesarias, trasladando copia de dicho informe al correspondiente poder adjudicador”.

    – Los encargos que recibe TRAGSA han ido distanciándose del tráfico para el que fue creada como medio propio, esto es, la consecución de los objetivos de reforma y desarrollo agrario, forestal y de conservación de la naturaleza. Teniendo en cuenta el considerable número de medios propios con los que cuenta la Administración, no resulta ponderado el crecimiento de las actuaciones en los diferentes ámbitos de actividad del medio propio, siendo imprescindible mantener la especialización en todos ellos.

    Al respecto se recomienda que “sería aconsejable que en los casos en que TRAGSA entendiera que el contenido del encargo recibido no tuviera encaje en las actividades de su objeto social, esta Entidad trasladara al correspondiente poder adjudicador la conveniencia de que se valiese de otro u otros medios propios cuando exista alguno que tuviera una especialización mayor en esos ámbitos que la propia TRAGSA, sin perjuicio de la aceptación por parte de esta del encargo del que se trate, lo que constituye obligación legal” (Recomendación nº 3)

    – Se han identificado dos expedientes en los que TRAGSA ejecuta encargos para entidades de las que no es medio propio, instrumentándose su actuación a través de convenios de colaboración entre un Ayuntamiento y otra Administración Pública de la que TRAGSA es medio propio personificado. En los expedientes analizados, la correspondiente Administración Pública se ha limitado a ceder a TRAGSA al Ayuntamiento, que es quien finalmente realiza el correspondiente encargo y se compromete al seguimiento y abono de las actuaciones, siendo destinatario de la facturación librada por TRAGSA al respecto, actuación contraria a Derecho puesto que en caso alguno resulta posible mediante una cesión atribuir a TRAGSA la condición de medio propio del ente cesionario.

    En este sentido, se recomienda que “en los supuestos en que el encargo que reciba aquella se produzca en virtud de la ejecución de un convenio en cuyo clausulado se prevea dicho tipo de cesión, TRAGSA debería poner en conocimiento de los suscribientes del convenio que la relación que se pudiera establecer con la entidad que figure como cesionaria no será la de medio propio, debiendo ser dicha relación definida en términos alternativos” (Recomendación nº 6).

    – Entre los expedientes analizados hay otros convenios de colaboración con Comunidades de Regantes, de las que TRAGSA no es medio propio, para realizar actuaciones no obligatorias, a las que se les aplican las tarifas. Estos convenios tienen naturaleza jurídica de contrato, dado que TRAGSA se obliga realizar una serie de actuaciones a cambio de un precio, lo que no es acorde con lo previsto en la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, que establece que los convenios no podrán tener por objeto prestaciones propias de los contratos.

    – El creciente número de poderes adjudicadores de los que TRAGSA se considera medio propio personificado, así como la cantidad y diversidad de actuaciones que se le encargan, más allá de su objeto social, lleva aparejada una necesidad de medios superior a lo que se tuvo en consideración cuando se constituyó como medio propio de la AGE.

    En este sentido, se recomienda que “”esulta necesario que TRAGSA implante un sistema de control y seguimiento inequívoco y eficaz sobre las contrataciones con terceros, distinguiendo con claridad las que se consideran subcontratación, su objeto, importe y encargos para los que se contrata, a los efectos de respetar los límites que se establezcan en los encargos” (Recomendación nº 11).

    -Ver informe: https://www.tcu.es/repositorio/2d9e788f-2993-4607-8196-d62c1f5a286d/I1558.pdf